Queso de Gruyere

 

En la costa norte en Arenal des Castell nos encontramos con una gran roca sumergida horadada en su interior con numerosas galerías que se comunican entre sí, el juego de contraluces es muy interesante, entramos desde la costa dirigiéndonos a la cara norte de la formación rocosa, a 20 metros encontramos un arenal justo delante de la entrada principal, una gran bóveda nos acoge, en ese punto nos encontramos en la "Estación Central". Desde allí salen galerías a derecha a izquierda y hacia arriba con comunicaciones directas al exterior. Si tomamos alguna de las que ascienden por la derecha nos permitirán emerger a unos 12 metros para allí volver a introducirnos hacia abajo llegando de nuevo a la "Estación Central" donde habitualmente tomaremos la galería que va hacia el este, saliendo a una cota de 16 metros, bordeamos la roca por su cara este para dirigirnos al punto de entrada.