Los Corredores

 

Próximo a la costa de Cala Blanca se encuentra esta inmersión que se denomina así debido a los túneles perpendiculares a la costa. Se parte de una cota de 18 metros y se asciende por un corredor con el techo abierto según los tramos, a la entrada y a la izquierda del primer corredor nos encontramos con una pequeña gruta en la que podemos encontrar un gran número de reyezuelos. Se sigue ascendiendo por el corredor hasta llegar a una bifurcación, en ella se continua por él de la derecha llegando a un espacio circular en el que se ha hundido el techo, allí es fácil encontrarnos con corbinas y con meros. A la izquierda de este espacio hay un arco por el que podemos pasar para dirigirnos, según el nivel de los buceadores, a hacer una cueva seguida de una chimenea de paso angosto. Desde allí nos dirigimos al siguiente corredor que recibe el nombre de "Corredor de los enamorados", por encontrarse un arco en forma de corazón. Después de pasar por debajo del arco es el momento de volver al barco.