Cala en Brut

 

Una de las inmersiones, habitualmente, con más luminosidad y vida de la isla a pesar de su nombre en catalán (Cala Sucia), parece que estemos buceando en una piscina. DEspués de habernos fondeado a unos 12 metros de profundidad nos dirigimos rumbo norte directamente a la cala. A una cota de 6 metros nos encontramos con un arenal blanco plagado de peces planos y moluscos, estos últimos enterrados en la arena formando pequeños conos volcánicos que de vez en cuando lanzan chorros de arena. Toda la cala suele estar bastante concurrida por cardúmenes de obladas, sargos y mojarras. En las paredes de la cala es muy frecuente encontrarnos con fredis, julias y también un gran número de esponjas y anémonas, los cangrejos ermitaños son harto frecuentes. Saliendo de la cala rumbo sur, nos dirigimos hacia el oeste costeando a la profundidad que nos interese bucear. La vida es muy abundante y cuando hay corriente es frecuente encontrarnos con cardúmenes de espetones. cuando la cantidad de aire nos lo aconseje volveremos hacia el barco.